Curiosidades Del Tarot de Dalí

Algunas curiosidades históricas del Tarot Dalí

El genial pintor español siempre fue un ferviente interesado por lo esotérico y lo paranormal en general, El Tarot Dalí es una prueba de lo que acabamos de citar.

curiosidades del tarot dalí

La importancia del psicoanálisis en la obra del pintor y en el Tarot Dalí.

A medida que pasaban los años, los símbolos de la obra artística, en general, del genial pintor español, se hacían más complejos, al tiempo que él se auto-catalogaba como un loco.

Ahora, su esencia de artista, aunada a su interés por lo oculto (en el buen sentido de la palabra; no hablamos de prácticas oscuras y/o satánicas) lo condujeron a crear su hermoso y sorprendente tarot.

Fue hasta 1970, cuando el genio español creó una serie de más de 70 cartas de tarot, con finalidades esotéricas, más que artísticas e influenciado, en parte, por su compañera de toda la vida (la famosa Gala), quien había creado su propia baraja en 1941.

Así las cosas, debieron pasar casi 30 años para que el pintor surrealista creara una baraja propia, impregnada con su estilo característico y genial. En otras palabras y para hablar con mayor claridad y sencillez, Dalí creó un tarot artístico pero, a la vez, cargado de esoterismo y de un magnífico simbolismo.

Años después, este tarot sería completado, pasando de las 70 cartas iniciales, a 78 hermosas ilustraciones. Las cartas de Salvador Dalí no fueron publicadas sino hasta finales de 1983 y principios de 1984, presentando unas cartas más alargadas que las tradicionales, con las ilustraciones típicas del pintor pero, eso sí, con algunas variaciones.

 

La relación entre los cuadros del pintor y el Tarot Dalí.

Las cartas contienen muchas referencias a lo que se puede apreciar en muchos de los cuadros más famosos del pintor español, en los que se dejan ver relojes, árboles, hormigas y autorretratos de uno de los genios del siglo XX.

En principio parece que el pintor quisiera plasmar una burla en su tarot, por imágenes tales como un castillo que es, en realidad (si la observamos y analizamos con detenimiento) una serie de edificios contiguos de una gran ciudad cosmopolita, como podría ser Nueva York.

Sin embargo, más que una burla pictórica, se trata de una suerte de reproducción que consiste en algo así como una interpretación de carta por carta y obra por obra. En lo que respecta, por ejemplo, a El Juicio, tenemos un simbolismo cristiano plasmado en un collage que, más bien, parece obra de Joan Miró que del propio Dalí.

En lo que tiene que ver con El Colgado, algunos han considerado que parece una burla a Shakespeare, por su gran parecido con el escritor inglés (según pinturas de la época, por supuesto), al tiempo que se encuentra en total reposo y serenidad mientras cuelga de uno de sus tobillos.

El Tarot Dalí es, entonces, digno de ser estudiado, antes de proceder a realizar tiradas con este maravilloso mazo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*