Los Cuatro Doses del Tarot Dalí

Los doses de Dalí

En el ámbito de la práctica del tarot, en general, y del Tarot Dalí que, justo es decirlo, no dista mucho de las barajas tradicionales en lo que respecta a los simbolismos y significados (aunque sí en su hermoso diseño artístico) los profesionales suelen recurrir, más que nada, a los Arcanos Mayores.

Empecemos a analizar los doses del Tarot Dalí.

Los Cuatro Doses del Tarot DalíEn lo que respecta, inicialmente al Dos de Bastos, tenemos que representa el Dominio, gracias a que, una vez develada la poderosa energía de los Ases, el número Dos procede a equilibrar y a estabilizar la energía y la fuerza.

Para el caso específico del Dos de Bastos del Tarot Dalí, se está haciendo alusión a una preparación para la toma consciente e inteligente de una decisión. El elemento Fuego simboliza un nuevo proyecto que irá progresando lentamente, pero con seguridad, hasta llegar al éxito, así sea en el largo plazo.

De otro lado, digamos que algo que ya ha empezado necesitará de la seguridad, la ambición (no desmedida) y la cooperación, para que el futuro de lo que empezó sea promisorio.

Cuando los Dos Bastos se cruzan, podremos apreciar un gran colorido (muy característico del pintor español) que, al juntarse, se puede percibir como una “pequeña explosión”, que representa, precisamente, el Dominio al que estamos aludiendo desde un principio, que no simboliza dominación sino, más bien, la fuerza de voluntad en su máxima expresión.

Ahora, es claro que el Dos de Bastos es exigente en lo que respecta al trabajo o, lo que es lo mismo, exige trabajo, esfuerzo, autocontrol y control del entorno e involucrarse de lleno, para saber todo lo que está sucediendo.

Exige, además, paciencia porque la riqueza que se avizora podría demorar un tanto. El Dos de Bastos, atendiendo a la usual dualidad de todas las cartas del tarot, también tiene su lado no tan positivo. Es así como nos habla de la apatía, la indiferencia, la holgazanería y la sensación de insatisfacción.

Analicemos, ahora, el Dos de Copas en el Tarot Dalí.

dos-de-copas-de-daliEl amor es la “estrella” (no en el sentido astral), gracias a que las Copas representan los sentimientos, al tiempo que el Dos de Copas representa la unión de dos personas mediante ligámenes muy profundos, con sinceridad y pureza.

Puede ser el comienzo de un gran amor o, bien, de una amistad fuerte y duradera (quizás, para toda la vida), sin intereses oscuros de por medio sino, más bien, algo que surge desde la perspectiva más pura del corazón.

Para el evento en que el consultante haya tenido una disputa con alguien, es muy posible que haya una pronta reconciliación que generará armonía hacia el futuro. De otro lado, esta carta advierte la posibilidad de un matrimonio o, bien, la fusión de dos empresas.

Si el corazón del consultante se encuentra vacío, deberá prepararse porque un amor intenso y duradero está a la vuelta de la esquina, pero no será recomendable sentarse a esperar a que llegue. Mejor será estar abierto, alerta y expectante, para recibirlo con amor y con felicidad.

Desde el punto de vista negativo, el Dos de Copas nos podrá estar advirtiendo de una amistad fingida y/o hipócrita o, bien, de una relación de pareja basada, únicamente, en el deseo sexual. Puede simbolizar, también, una separación.

El Dos de Oros y el Dos de Espadas en el Tarot Dalí.

dos-de-copas-de-dali dos-de-espadasEn lo que respecta, inicialmente, al Dos de Oros, digamos que simboliza la Diplomacia, gracias a que hace alusión a la habilidad para manipular y modificar las situaciones. El símbolo del infinito se ve reflejado en la unión invisible que mueve las dos monedas.

Cambios favorables podrán traer fortuna, al tiempo que la incitación a que seamos flexibles y, además, a hacer uso de nuestras virtudes, cualidades y aptitudes, nos permitirán desenvolvernos bien en al ámbito material.

Seremos capaces de manipular las normas conocidas (es muy importante este punto para los abogados) y jugar con ellas, para atraer el éxito. Habrá, también, bienestar en el aspecto físico.

En lo que tiene que ver, esta vez, con el Dos de Espadas, anotemos que representa la Impotencia. Se trata de un naipe asociado a la Luna, lo que da a entender que se presentarán miedos e inseguridades, además de dudas en la mente y en el corazón.

El Dos de Espadas denota, también, la paz temporal de un asunto complejo y el estancamiento, bien sea en el ámbito laboral o en el afectivo.

Otro aspecto a tener en consideración consiste en que nos debemos cuestionar, seriamente, sobre aquello que nos tiene preocupados y/o en aprietos, para que lo cristalicemos de una vez por todas, según la tirada del Tarot.